Sinopsis

Esta es la historia de un cine abandonado, el cine Avenida, que ya muy pocos recuerdan a pesar de que muchos pasamos delante de sus puertas cada día sin saber lo que hay al otro lado.

El cine Avenida formaba parte de la Avenida de la Luz, unas galerías subterráneas situadas junto a la estación de Plaza Catalunya de los Ferrocarriles Catalanes de la que todavía se conservan algunos elementos. Inaugurada en 1940, justo después de la guerra, la Avenida de la Luz fue la primera galería comercial subterránea de Europa. En su momento de máximo auge llegó a reunir 68 comercios. Ideada como una ciudad subterránea, la calle tranquila bajo el bullicio del centro de la urbe, la Avenida de la Luz fue en su momento una de las joyas de Barcelona (hasta fue declarada atracción turística de la ciudad). Durante esta época, el cine Avenida vivió su máximo esplendor. Inaugurado en 1943 con un Festival Disney que incluía el estreno de Los tres cerditos, el cine se especializó en películas infantiles, y llegó a ser conocido también por el nombre de El Palacio de las Risas. Hacia los años 50 ya se proyectaban todo tipo de películas populares de la época seguidas, como no, del No-Do.

A partir de los años sesenta comenzó el declive de la Avenida de la Luz, y en los setenta quedó prácticamente abandonada por todos excepto por los vagabundos, que encontraban refugio en los largos pasillos. El 21 de nayo de 1990 se cerraron definitivamente las galerías. El cine siguió el mismo camino, y de cine infantil o para todos los públicos pasó a ser una Sala S, luego una X y acabó cerrando definitivamente el año 1992 con la proyección de El placer entre las nalgas.

Desde entonces el cine está cerrado y abandonado. Desde el acceso de la calle Bergara aun se distinguen las puertas de entrada (tapiadas), las vayas de los carteles de las películas y la salida de emergencia. Por lo que respecta al resto de las galerías, aun pueden verse los restos del parte del pasillo subterráneo en la tienda Sephora, y se conserva (cerrado y abandonado) el salón de juegos, cuya puerta también es visible desde el vestíbulo del acceso de la calle Bergara.

La historia de este cine habla de la historia de las galerías Avenida de la Luz, una curiosidad arquitectónica de Barcelona, y resume la historia del cine en esta ciudad. Esta historia habla también del auge y del declive, de los proyectos estrella y estrellados, del abandono y de lo rápido que se olvida… Este proyecto desvela el pequeño gran secreto del centro de Barcelona, tan cercano como desconocido.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: